DOROTHY PERKINS DRESS

May 30, 2015 6:11 pm

Caminando por la plaza principal de Venecia, entre las miles de gaviotas que intentan acosarnos mientras nosotros nos reímos de nosotros mismos por huir de ellas. 
De fondo se escucha una piezas de la opera de Bellini y le cojo de la mano con fuerza, salimos corriendo entre las columnas de la Plaza San Marcos y abordamos un vaporetto que nos lleva hasta la isla de Burano donde paseamos en góndola y suavemente apoyo mi cabeza en su pecho varonil e inhalo la libertad y la sensación de paz que me transmite mi amado. 
Estamos de la mano y besándonos. 
Solo quiero perderme en sus oscuros ojos y volvernos eternos como los cuadros de Monet. 
Pero nada es eterno en la vida de los humanos, nada parece durar para siempre ni si quiera su mirada que tanto llenaba mi alma. Cuando regresamos a Lima después de nuestra pequeña aventura lejos de todo y de todos su mirada ya no era la misma, no tenía la misma intensidad, podría decir que ya ni si quiera quería mirarme. Pensé que quizás después de un mes juntos por Europa se habían acabado los cabellos dorados, la piel naranja que pintaron los reflejos de los atardeceres en Paris y las caricias con olor a mazapán habían sido olvidadas. 
No he querido insistir así que me he quedado esperándole en las escaleras del portal de mi casa y mientras en mi cabeza retumba una hermosa melodía de Chaikosvski y me traslada a nuestros paseos de Domingo por las calles de Madrid, donde los arboles jugaban con nuestras sombras,  donde sin palabras siempre me dijo cosas tan bonitas y me hizo sentir su única musa. Siempre se alegraba disfrutando de mis risas. Durante nuestro romance siempre fue fiel a sus palabras, cumplió cada una de sus promesas de Romeo y yo las de Julieta.

Pero cada día después de que volvimos de nuestro viaje, cada día su mirada estaba mas oscura, mas triste y
apagada. Su piel se transformo en una pieza de porcelana blanca, parecida a la que vi una vez en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Su ritmo al andar había disminuido, sus cabellos estaban cada vez mas grises, sin embargo yo estaba cada día mas joven, mas brillante e iluminada. No entendía porque el había envejecido tanto a comparación mía. 
Hace unos días lo escuche hablando por teléfono y no era precisamente con una amente como yo creía. Eran un sin fin de nombres de pastillas, alguien le recetaba unos calmantes para aliviar sus dolores, yo no sabía que estaba enfermo. Pero conforme seguí escuchando su conversación noté que no se trataba de una enfermedad física. Mi amado le contaba al medico que por las noches sufría de insomnio, que la inseguridad y las dudas rodeaban sus pensamientos y que sentía un vacío en el pecho incluso mencionó que sentía que la gente lo perseguía, tenía una especia de paranoia.

I´m wearing:
Shoes: Birkenstocks
Dress: Dorothy Perkins (Oechsle)
Bag: Prune Perú
Denim Jacket: Gap
Necklace: Senda by Nelly Rojas
Scarf: H&M

Antes de postear mis looks de Perú Moda, aquí les dejo unas fotos que tome en el Club Regatas Lima, uno de mis lugares favoritos de la ciudad. En el Club siempre tengo una sensación de paz, de bienestar y supongo que el sonido del mar me arrulla, el clima me relaja y me recargo de energía.
Disfrutar de los pequeños placeres de la vida como lo es estar rodeada de las personas que mas me quieren, la familia, que cada día crece mas y mas. El Regatas tiene un micro clima fabuloso por eso me di el lujo de usar mis birken aun estando en otoño. Quiero usarlas con medias ¿Que dicen?
Este vestido lo compre en la inauguración de Dorothy Perkinks en Oeschle, me recuerdo a los que usaba mi mama de joven. La cartera es de Prune, imposible despegarme de ella, va con todo y me entra todo.
Aproveché en recargar la energía de mi collar de ágatas rojas de Senda by Nelly Rojas.  Que tengan un fin de semana mágico, yo necesito relajarme un poquito después de mi agotadora semana. Nos vemos en snapchat.

THERE IS SUNSHINE
IN MY SOUL TODAY
Bang, bang
bambi

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *