Soy Antonella Carvajal Santacroce, estudie diseño, creación y estilismo de moda en Madrid, donde viví 7 años junto a mi mejor amiga, compañera de vida y hermana Francesca.

Empecé el blog a finales del año 2010 para expresar mi visión sobre la moda y algo de mi estilo, pero fue cuando volví a Lima- Perú, mi ciudad natal donde se disparó ME FLIPA LA MODA.

Entre Madrid y Lima, trabajé en diferentes rubros de la moda, como dependiente de tienda, ayudante de escaparatista, diseñadora de modas, vestidora en los desfiles, estilista para revistas de moda y catálogos de ropa.

Con el tiempo me di cuenta que no solo me flipaba la moda, si no el arte en todas sus expresiones. Mi madre es una gran artista plástica y ella siempre ha sido parte de todo mi mundo mágico, ella me ha guiado inconscientemente por este mundo.
Desde pequeña recuerdo estar colgada de su pierna, saboreando de cerca su sensibilidad con los colores y los olores de la vida. En el 2011 volví a Lima, cual relámpago, así como me fui de Lima en su día, volví sin previo aviso.

La energía latina me llamaba, tenía nombre y mi mismo apellido. Melissa, mi hermana mayor, me sumergió como a la sirenita en un sueño hermoso. En el 2012 abrimos La Papelerie, un Stationery Shop, la primera en Lima. En ella nos encargamos de revivir nuestra infancia y repartir amor en papel y otros objetos sagrados. Esta debilidad por coleccionar y la papeleria la aprendimos de un gran sabio y genio, mi padre.

Bambina Monella, en un apodo en italiano que me lo puso Eleonora, una amiga italiana que conocí en Madrid. Bambina quiere decir niña y Monella terrible, pero de una forma simpática. En francés por ejemplo seria: L´enfant Terrible que se refiere a los ñiños particularmente ingenuos que hacen preguntas terriblemente embarazosas a los adultos. En lima algunos dirían que soy desatinada o que digo disparates, es probable, solo hace falta que me sigas en mi snapchat para que me entiendas y conozcas un poco más.

Bambina no es un chica común y corriente. Es una niña traviesa con un cerebro brillante. Mis ocurrencias son innovadoras y de vanguardia. Me flipa cuando la gente me dicen Bambi o Bambina. Espero que mis hijos y nietos también lo hagan.
El misterio enamora a todas horas.

Aprovecho en agradecer a todas las personas que me han ayudada, confiado y apoyado a lo largo de este proyecto y han flipado conmigo. Sobre todo a mi familia que siempre me da fuerzas para ser yo y me dejan vivir fuera de la la jaula de la sociedad limeña y disfrutar de mi absurda cordura que todos llaman locura. Mi blog no sería lo mismo sin la paciencia de Melitón, mi fotógrafo y hermano.

Antes de que me olvide ¿Qué es flipar? Flipar es una expresión española que aprendí en Madrid, la palabra flipar significa cautivar, entusiasmar, en general causar gran impresión de una cosa o persona. Depende el contexto se entiende de una u otra forma por ejemplo:

1. Me flipa la moda: Me encanta (me aloca, me chifla, me apasiona) la moda.
2. Me flipas tú: Me gustas tú.
3. ¡Estoy flipando con la nueva colección de Chanel!: ¡Estoy alucinando con la nueva colección de Chanel!
4. ¡No voy a cambiar, no flipes!: ¡No voy a cambiar, no alucines!

En pocas palabras, soy una poeta peruana moderna que vive en un blog de moda, me gusta el arte en todas sus expresiones y deseo algún día decir todo lo que siento en un monologo de amor.

#SoloSeFlipar
Bang, bang